Toldos para Balcones

 TOLDOS PARA BALCÓN

¿Necesitas dar sombra e intimidad a tus rincones? Los toldos para balcones son una gran solución. Instalarlo mantendrá la sombra estable siempre donde queremos que se encuentre, o la haremos totalmente adaptable al horario de sol de manera automática.

Leer Más

Separar el interior del exterior de la casa será toda una ventaja. Un toldo instalado en un balcón, conseguirá dotarlo de amplitud y aumentará las utilidades de ese espacio que tantas veces es desaprovechado, generando un nuevo lugar lleno de vida en tu hogar.

El estilo, el material y la calidad del toldo dependerá del ambiente que queramos crear. Gracias a la variedad de opciones, colores y acabados disponibles en Toldos Costablanca podrás crear espacios polivalentes personalizarlos y con encanto.

Teniendo en cuenta las directrices de la comunidad de vecinos o tus propias preferencias en algunos casos, lo ajustaremos a la estructura exterior del edificio sin dañar su estética. Además, se integrará en la fachada cubriendo las necesidades individuales de tu casa.

De acuerdo al textil elegido, también podemos tamizar la luz del sol y los rayos ultravioleta, disfrutando de una temperatura más baja en un ambiente exterior como son los balcones.

 ¿Qué debo tener en cuenta antes de elegir un toldo para el balcón?

Ancho del toldo. La medida mínima del ancho del toldo será el ancho de la ventana o puerta ventana del balcón que se desea cubrir. Además, sus dimensiones estarán directamente relacionadas con las dimensiones de sombra que se proyectan.

Longitud de salida del toldo. La medida que hay entre la fachada y el final del toldo. En función del desplazamiento del sol, se determinará la sombra proyectada.

Tipo de lona. Dependerá del presupuesto y el tipo de balcón que se quiera cubrir.

-Lonas de poliéster

Elaboradas con fibra sintética impermeable muy resistente a la rotura. Este material no soporta los rayos UVA y se deteriora rápidamente. Es recomendada para lugares húmedos y de mucha lluvia que no tengan exposición al sol por periodos largos de tiempo. Es el toldo que tiene el menor coste y para alargar su  durabilidad se pueden utilizar estructuras tipo cofre o semicofre, que protegen la tela cuando está cerrado.

-Fibra acrílica

Es uno de los materiales más recomendados para lonas de toldos y una de las soluciones con mejor relación calidad-precio. Su gran capacidad de resistencia frente a las inclemencias del tiempo en una terraza exterior y su robustez frente a los rayos UVA evitan su desgaste. Tienen una capacidad muy alta de aislamiento térmico y suelen tener tratamientos para hacerlos hidrófugos e ignífugos. No necesitan apenas mantenimiento y el color elegido permanecerá fijado durante mucho tiempo.

-Tela microperforada

Este tipo de lona es de última generación y está compuesta por un tejido con micro perforaciones de hilos de poliéster pero con recubrimiento de PVC. Son muy fáciles de limpiar y tienen una alta resistencia al desgaste. Consigue un gran aislamiento térmico, dejan pasar la luz necesaria debido a la micro perforación y ofrecen una gran capacidad de transpiración que reduce la sensación de calor. Los toldos fabricados con este material duran hasta el doble de años.

Tipos de toldos para balcón

Stor.

Es el sistema de toldo más sencillo, práctico y económico para cubrir y dar sombra al balcón. Es de gran seguridad y resistencia a las fuertes rachas de viento. Consiste en un juego de brazos de no más de 50 cm que sujetan la barra de carga a la barandilla.

Los brazos tienen un pequeño muelle que permite su recogida automática cuando se libera de los anclajes de la barandilla. Este mismo toldo stor tiene la particularidad de poder colocarse en dos posiciones, siendo una de ellas ideal para tener la verticalidad completa, además de poder ser de manual o motorizado.

Además, este tipo de toldo también se le puede añadir los perfiles del Toldo Cofre, para garantizar una mayor duración de la lona y mejorar la estética en la vivienda.

De brazos invisibles.

Especialmente concebido para su colocación en balcones de pequeñas y medias dimensiones. Sus pequeños soportes y su minucioso diseño aportan a este toldo un acabado muy depurado.

También es posible la instalación de toldos invisibles en terrazas que tengan que cubrir amplias zona.  Este sistema, en una de sus variantes, permite salidas de hasta 5 metros, si bien hay que tener en cuenta que no todos los lugares donde debe anclarse este toldo de brazos invisibles son aptos para ello.

Curvo.

Sus medidas están comprendidas entre los 0.70m y 1.10m con un sistema de semi cofre que protege la lona en su totalidad en su interior cuando éste está recogido.

Pueden instalarse con tensión o sin ella. El sistema de tensión permite que el toldo siempre tenga la tensión suficiente para que la brisa no haga tambalearse al toldo y permanezca estable.

Este sistema de toldos con los brazos de tensión es recomendable en zonas donde el viento leve sea un problema. Se puede elegir entre la caída simple o doble, siendo la simple la que alcanza una parábola de 90º grados de inclinación y la doble puede llegar a los 150º .

Cofre.

Son los más modernos para tu balcón. Los toldos cofre son aquellos que cuentan con un cajetín en el que se recoge el toldo, los brazos extensibles, el motor e incluso el herraje. Esto permite proteger todo el toldo frente a las inclemencias del tiempo o la degradación cuando no sea necesario su uso. Por tanto, son toldos cuya vida útil puede ser más prolongada.

Apto tanto para espacios reducidos como para cubrir balcones de grandes dimensiones con una forma elegante y actual.

Eléctricos.

Esta opción brindará auténtico confort ya que tiene notables ventajas frente a los toldos de manivela.

Se pueden recoger y extender de forma cómoda con un mando a distancia. Se pliegan de forma automática si el tiempo empeora y el ruido del motor del toldo eléctrico no será un problema ya que su tecnología permite que sean silenciosos. Además, la luz y los calefactores también pueden ser controlados con un mando a distancia.

Abrir chat