Toldo para jardin

Cada vivienda tiene sus propias necesidades especiales ajustadas a los intereses y deseos de las personas que la habitan.

Si hablamos de toldos verticales instalados en el hogar, hay dos características que rápidamente se nos vienen a la cabeza. Por una parte, que este tipo de toldos sirven para dividir los espacios de nuestra casa. Por otro lado, que ofrecen una protección total contra el agua y el viento, así como cualquier otro fenómeno atmosférico que pueda darse.

Las terrazas y los porches son uno de los lugares que más paz nos proporcionan en nuestro hogar. Nos brindan la oportunidad de desconectar y relajarnos de los quehaceres diarios. Disfrutar un rato con la familia o reunirte con los amigos en cualquier ocasión.

Aun así, si en algo podemos coincidir es en que la privacidad en los espacios abiertos de nuestra vivienda es un privilegio que debemos cuidar por mucho que nos guste disfrutar de ellos solos o con los nuestros.

A veces, buscamos conectarnos con la naturaleza y con lo que sucede en el exterior. En otras ocasiones, queremos disfrutar de nuestro propio espacio sin sentir que somos observados o sin vernos expuestos a las condiciones climáticas del exterior.

Una solución ideal para disfrutar de nuestra terraza los 365 días del año es la instalación de un cerramiento. A parte de protegernos del clima, proporcionará ese estilo y elegancia que estás buscando en tu hogar.

Una de las mejores opciones para cerrar terrazas son los toldos verticales, los cuales son usados en su mayoría para espacios exteriores. Brindan a los usuarios una sensación de confort y control, que no se podría lograr con ninguna otra herramienta.

 

Ventajas de usar un toldo vertical

Para conocer más sobre los toldos en vertical y entender el valor agregado que ofrecen en las diferentes estancias del hogar se pueden destacar  cinco ventajas fundamentales:

Impiden la entrada de los rayos del sol

Su verdadera función  es la de  proteger desde la parte externa nuestro jardín u hogar. Sin duda alguna, uno de los atractivos que ofrecen los toldos verticales es su fortaleza para permanecer en exteriores creando sombra y evitando que el calor se filtre por el vidrio.

Ofrecen buenas vistas

Pese a que se encuentra en el exterior, no existe ningún impedimento visual. Aun cuando están recogidos, siendo ésta una de sus más grandes ventajas, ya que le ofrece a los usuarios sombra y protección sin quitarle su visibilidad.

Son muy funcionales

Con la llegada de la tecnología en su máximo exponente, los toldos verticales pueden contar con un control remoto que facilita su manejo e incluso con sensores opcionales de sol y viento. Pueden ser controlados de forma automática, por lo que suponen un esfuerzo menor.

Dan privacidad

Aportan un máximo de privacidad y lo mejor de todo es que permite a las personas disfrutar de sus espacios abiertos durante todos los días del año. Son útiles tanto para la época de verano, como para la época de invierno.

Son resistentes a las adversidades del clima

Dependiendo de las necesidades de la persona que lo desee instalar, puede proteger del sol y bloquear el paso del calor, así como proteger de la lluvia. A su vez, funciona como un cortaviento y también evita la concentración del frío cuando las temperaturas están muy bajas. Lo mejor de todo, es que no existen preocupaciones de daño ya que es resistente a, básicamente, todo pronóstico.

Los toldos verticales están pensando para las afueras, enfoque que les permite ser resistentes y duraderos. Debido a su carcasa de aluminio y la fortaleza de las telas acrílicas, ofrecen una grandiosa experiencia de uso y durabilidad.

No disminuye el valor estético de tu hogar

Además de ser visualmente agradables, hay una gran variedad de toldos verticales.

Diseños variados, incorporación de ventana, distintos colores y más. Incluso, tu toldo puede darle ese toque que le falta a la decoración de tu hogar crenado espacios más confortables y originales donde pasar el tiempo libre.

Prácticos y fáciles de instalar

Los toldos verticales son una opción conveniente tanto a nivel económico como a nivel técnico. Su instalación es sencilla y no requiere de demasiado esfuerzo, hay opciones motorizadas que hacen todo el proceso mucho más fácil.

Ahorro energético

Al regular las condiciones climáticas y su incidencia en el interior del hogar, con los toldos verticales  las necesidades del uso de calefacción o aires acondicionados disminuyen. Esto  lleva a una disminución notable del consumo energético.

 

Tipos de toldos verticales

Toldos verticales sin guías:

Es el cortaviento más sencillo y económico. Se compone de una estructura fijada a la parte superior de la zona que se quiere cubrir, ya sea pared o techo, y dos anillas abatibles fijadas al suelo de tal forma que al desplegarse se engancha abajo, tensionando así la lona.

No tiene guías por lo que al estar recogido ofrece una estética limpia. Es ideal para su instalación en ventanas y laterales de pérgolas o balcones, como cortavientos, protección solar o delimitación de espacios.

Toldos verticales con guías

A diferencia del modelo anterior en este tipo de toldo vertical sí que contamos con guías laterales que guían la lona en su movimiento y eliminan los huecos por los que pueda entrar el aire.

Está diseñado para su exposición al aire libre y es perfecto para cerramientos en porches, pérgolas y terrazas. Se compone de una estructura fijada a la parte superior de la zona que se quiere cubrir, ya sea pared o techo, y perfiles laterales o guías, que son unos mecanismos de aluminio por los que se desliza la lona al abrirse y al cerrarse, de manera que no quedan huecos entre la lona y la pared por donde se pueda colar el viento o el sol.

Si quieres saber más, no dudes en consultarnos. Nuestros profesionales de Toldos Costa  Blanca, estarán encantados de asesorarte.

 

Artículos relacionados

Catálogo Capotas

Toldos para ventanas

En Toldos Costa Blanca ofrecemos innovadores toldos para ventanas con los que será posible integrar la luz natural, ambientar y dar el máximo confort a cualquier

Leer más »